La modelo que perdió una pierna y casi muere tras ponerse un tampón

0

model

Hace 4 años, Lauren Wasser estaba en la flor de la vida. Era una modelo de éxito, y cuando no trabajaba prestando su espectacular físico a campañas de publicidad o a editoriales de moda en revistas, pasaba los días haciendo ejercicio o saliendo de fiesta con la flor y nata de Hollywood. Pero todo cambió dramáticamente el 3 de octubre de 2012.

Esa fatídica jornada empezó como otra cualquiera. Tras abandonar su apartamento en Santa Mónica (Estados Unidos), la modelo se dirigió a un supermercado y compró una caja de tampones de la marca Kotex Natural Balance. No lo sabía, pero tan trivial decisión iba a marcar su vida para siempre.

Lauren recuerda que ese día se cambió de tampón tres veces. Que estuvo con sus amigos todo el rato, y que se fue de fiesta con ellos. Pero de noche, empezó a sentirse mal. Un malestar impreciso, como si tuviera fiebre. Su pandilla le animó a que se fuera a casa, porque estaba completamente pálida. Lo último que recuerda la joven es que entró a su hogar.

Unas horas después, se despertó por un tremendo ruido. La Policía había tirado abajo la puerta. Le dijeron que su madre había llamado a emergencias, porque no sabía nada de ella. Lauren se encontraba muy mal, y apenas entendía nada. Los agentes creyeron que estaba sufriendo una sobredosis, por lo que llamaron a una ambulancia.

En el hospital, los médicos no sabían lo que le estaba pasando. Lauren había sufrido un ataque al corazón y sus órganos no respondían. Le hicieron un análisis de sangre y los resultados eran completamente anormales, pero no podían determinar la causa del problema. Perdió el conocimiento y parecía que se iba a morir. Hasta que alguien reparó en que llevaba un tampón puesto. Tras retirarlo y analizarlo, los médicos llegaron a la conclusión de que Lauren había sufrido un shock tóxico.

Este problema, conocido por sus siglas en inglés (TSS) es un conjunto de infecciones bacterianas causadas por un mismo organismo, el estafilococo áureo. Este trastorno, que fue descubierto en 1978, puede llegar a ser fatal. Afecta tanto a hombres como a mujeres, pero los casos más conocidos se han dado solo en féminas que lo han sufrido tras utilizar un tampón. Solo 1 de cada 100.000 personas puede sufrir un TSS.

Tras estabilizar a Lauren, llegó la peor de las noticias: los médicos la comunicaron que la infección se había cebado con su pierna derecha, y que debía ser amputada por debajo de la rodilla. “De repente me vi en silla de ruedas, sin una pierna, estaba tremendamente cabreada y frustrada” recuerda Wasser en una entrevista concedida a la revista Vice.

La modelo ha decidido hablar con un medio de comunicación “Para hacer pública mi historia y ayudar a las mujeres que han sufrido o que vayan a sufrir lo mismo que yo”.

Desde que ocurriera esta desgracia, Wassler y su familia han emprendido una dura batalla legal contra Kimberly-Clark Corporation, la fabricante de los tampones, y contra la cadena de tiendas Ralph’s. “En la caja no advierten de los peligros de usar un tampón. Ni siquiera dicen que por la noche es peligroso usarlo, que es mejor ponerse una compresa”.

Otro campo de batalla en el que está Lauren es el legislativo. La joven quiere que se cambie la ley y que se obligue a las grandes empresas de higiene femenina que vendan productos completamente seguros y no contaminados con bacterias o dioxinas, dos de los responsables del TSS. Pero su iniciativa ha sido bloqueada hasta en 9 ocasiones. Parece que a la industria no le interesa que se hable del tema.

Fuente,,,yahoo.com

Share.

About Author

Leave A Reply